Te contamos la historia de tres suboficiales de la Policía de Misiones, uno de Puerto Libertad, otro de Leandro N. Alem y el último de Cerro Azul, los cuales más allá de su función de prevención y seguridad dentro de la fuerza, desde hace años han asumido el compromiso de llevar alegría a los más chicos, organizando eventos en los barrios, regalándole juguetes que ellos reparan o los vecinos le donan, compartir una tarde de juegos o una buena chocolatada con bollos, pero lo primordial es que sus propias historias les llevaron a realizar estas gratas acciones.

En el caso del Sargento Primero Fabio Orlando Acuña, quien trabaja en Puerto Libertad, ya es conocido en la comunidad por la labor que él se encomendó, realizando todos los años diversas convocatoria para juntar elementos destinados a los niños, con el fin de divertirlos e inculcarles valores como el amor, el compañerismo y la humildad, por lo que recorre con esta acción distintos barrios y localidades vecinas. Esta vocación, la adoptó ya hace varios años y cada vez lo hace con mayor ímpetu.

Otro caso similar es el del Sargento Orlando López Horacio de Cerro Azul, quien ya es conocido por los vecinos de la zona como el “Policía de la fábrica de juguetes”. Él, al igual que Fabio, se encarga de velar por el bienestar de los niños de su comunidad. Desde muy pequeño, descubrió su habilidad para reciclar y crear juguetes, los cuales años más tarde se convertirían en sus horas libres en su forma de conectarse con los pequeños más necesitados. Es así que tomó la iniciativa de recorrer todos los barrios regalando lo que construye o repara, y sumó a otros miembros de la comunidad con quienes le festejan a los más chicos su cumpleaños, día del barrio y sobre todo el tan ansiado día del niño.

Por último, pero no menos importante, conoceremos el caso del Sargento Primero Sergio Bach, quien no siempre puede revelar su secreto, pero es él quien durante todo el año destina algún ahorro y colaboraciones para que cuando llega fin de año, se viste de Papá Noel y lleva alegría a los chicos internados en el hospital de Alem, clínicas y los pequeños que viven en barrios periféricos a la ciudad, entregándoles dulces y juguetes.

Además, debido a la gran popularidad que ha adquirido gracias a sus muestras de bondad y caridad, los propios padres lo solicitan que entregué regalos en sus casas, tarea por la cual Bach cobra una simple bolsa de golosinas por su actuación, la cual será destinada nuevamente a otros niños.

Por lo que no queríamos pasar por alto, este día tan valioso, sin contar algunas de las acciones que realizan los policías de Misiones, ya que este mes las 15 unidades regionales y comisarías han hecho actividades para agasajar de diferentes maneras a nuestros futuros pilares, los niños.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí