La Jefatura de Policía ordenó el inmediato desplazamiento de un Cabo Primero y un Oficial Subayudante, investigados en una causa caratulada como robo agravado. Prestaban servicio en la Comisaría 5ta de Garupá y la medida se tomó a fin de garantizar el debido proceso judicial y la investigación interna.En el contexto de los estrictos controles, que son realizados diariamente por la Plana Mayor en cada dependencia policial de la provincia, se efectuó el relevamiento de los vehículos secuestrados en esa comisaría, acorde al registro y causa de cada uno, donde se detectó la falta de una caja de sonido del interior de un Fiat Uno, la cual figuraba en el acta de incautación y libro de resguardo. Tras un rastrillaje, el objeto fue recuperado en un malezal cercano a esa seccional.Ante esto, se ordenó que la Dirección de Asuntos Internos iniciara la investigación del hecho con la apertura de un sumario administrativo paralelo al judicial. En el marco de la investigación, se incautaron los libros de guardia y secuestros que corresponden a la Comisaría 5ta de la Unidad Regional X, además del pedido de registros fílmicos al sistema 911.Es así, que con el sistema de videovigilancia instalado en la dependencia, se detectó que el pasado 4 de agosto, dos uniformados sustrajeron el elemento. Inmediatamente, se ordenó desde la jefatura la separación de sus cargos y posterior detención, dejándolos a disposición del Magistrado que entiende en la causa.Por lo que, todos lo investigado fue elevado al Juez Penal en turno. Con estas medidas tomadas de forma inmediata, se transparenta y se depura la institución.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí