viernes, abril 12, 2024
viernes, abril 12, 2024
12.3 C
Misiones
InicioPoliticaPASO 2023: cuál es el origen de los 7 millones de votos...

PASO 2023: cuál es el origen de los 7 millones de votos que apoyan el proyecto presidencial de Javier Milei

Javier Milei exprimió tanto a Juntos como a Unión por la Patria para conseguir el 30% de los votos que le dieron el triunfo en las últimas PASO. Como se dice en la jerga política, “corrió” por derecha a la oposición y, al mismo tiempo, llegó hasta un electorado popular que históricamente votaba al peronismo. Los libertarios habían conseguido poco más de medio millón de votos hace dos años, pero con la primera candidatura nacional de Milei ese apoyo superó los siete millones. Después de su primera postulación en las legislativas 2021, su explosión nacional sólo pueden explicarse ante el declive electoral de las dos fuerzas que polarizaban la oferta electoral, coincidieron los analistas consultados por Infobae.

¿De dónde salieron los votos de Milei? Juntos fue el principal perjudicado del fenómeno Milei en la comparación más inmediata con 2021, ya que entre Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta perdieron casi 2,5 millones de votos en comparación con las PASO legislativas. Pero si la comparación se hace con 2019, las anteriores internas presidenciales, el kirchnerismo fue la fuerza política que más votos resignó: casi seis millones que, por ahora, no recuperó. Aunque la ecuación, en ese caso, debe incluir a la baja participación electoral que, tras la pandemia, nunca volvió a crecer a los niveles de 2019, cuando el Frente de Todos hizo su mejor elección de los últimos años. El kirchnerismo está convencido de que eran votos que los apoyaban.

Los números de Milei sorprenden por la inmediatez de su fenómeno: casi sin estructura partidaria en el Interior, el libertario ganó en 16 provincias en su primera candidatura a nivel nacional. Su único antecedente, en 2021, era el tercer lugar de la Libertad Avanza en la ciudad de Buenos Aires. Con sus diferencias internas pero ideológicamente afines, Avanza Libertad, el partido que lideraba José Luis Espert, se postuló ese mismo año en provincia de Buenos Aires. Entre ambas fuerzas sumaron 650.000 votos, un número que Milei multiplicó por 10 apenas dos años después.

“Hay muchas variables para explicar: primero tenemos que mencionar que hubo un evidente corrimiento del electorado hacia la derecha. Es muy posible que Milei le haya robado votos a Juntos pero, a su vez, muchos votantes peronistas se hayan inclinado por algunas de las opciones de Juntos dejando a Massa con menos votos”, indicó Lucas Romero, director de Synopsys Consultores.

“Por otro lado, vemos que Milei captó un voto clásico peronista en lo más profundo de la provincia de Buenos Aires. Otro ejemplo: le fue muy bien en el sur de Capital y en la Villa 31 de Retiro. A menor promedio de nivel socioeconómico del circuito electoral, mayor porcentaje de votos obtenido por Milei. Es el electorado castigado por la inflación, los sectores más bajos, que protestaron y eligieron a un candidato que ofrecía cambios más radicales”, explicó Romero.

Tras la derrota de Mauricio Macri en 2019, Juntos se había posicionado como la única fuerza opositora nacional después de ganar las últimas elecciones legislativas en las principales provincias. Pero la irrupción de Milei dividió la oferta opositora en estas PASO y perjudicó las posibilidades de Bullrich. Sus precandidatos a presidente recibieron casi 6,7 millones de votos en estas internas, 2,3 millones de votos menos que en las PASO de 2021, según los datos oficiales analizados por Infobae.

El desempeño en provincias que había conquistado en 2021 fue preocupante: perdió casi 600.000 votos en la provincia de Buenos Aires, a pesar de que terminó allí como la segunda fuerza más votado detrás del kirchnerismo. La sorpresa fue mayor en Córdoba, un distrito afín en elecciones nacionales: perdió 350.000 votos. Dejó 130.000 votos en Mendoza, 116.000 en Corrientes y otros 62.000 en Jujuy, tres provincias gobernadas por el radicalismo. También hubo sangría en Entre Ríos (141.000 votos menos), Tucumán (130.000) y Misiones (120.000).

Mariel Fornoni, directora de Management & Fit, calificó como “transversal” el voto de Milei y recordó que Juntos se había impuesto hace pocas semanas elecciones provinciales de Córdoba, Santa Fe, Mendoza y San Luis. “También le pasó al peronismo, porque Milei también ganó en La Rioja, Tucumán y Salta, donde había ganado el oficialismo. El voto a Milei atraviesa todos los sectores sociales y todos los grupos etáreos. Ganó en distritos como Córdoba o Santa Fe, donde el votante de 16 y 17 años representa el 9%. Tampoco representa sólo al sector de mayor poder adquisitivo porque ssacó el 20% en San Isidro, pero también tuvo el 25% en Florencio Varela”, agregó.

La sangría del kirchnerismo

El Frente de Todos agudizó en estas PASO la caída de votos que había comenzado en 2021. El kirchnerismo había recuperado el poder con más de 12 millones de votos en 2019 pero, tras la pandemia, esa cifra bajó hasta casi la mitad: fueron 7,2 millones en las internas de las elecciones legislativas de 2021. Ya con la crisis económica, Unión por Todos perdió otros 800.000 votos en estas PASO en comparación con las internas legislativas y pronunció su declive electoral al conseguir menos de 6,5 millones votos. El kirchnerismo quedó, por primera vez, como la tercera fuerza a nivel nacional.

A pesar de la derrota, el oficialismo retuvo sus votos en la provincia de Buenos Aires: sacó en estas PASO prácticamente los mismos apoyos que en 2021, con 2,8 millones de votos. Sergio Massa también mantuvo prácticamente al electorado porteño del kirchnerismo, con casi 400.000 votos. Algo similar ocurrió en Córdoba, una provincia siempre esquiva para Unión por la Patria, donde se mantuvo en una cifra parecida a las últimas elecciones legislativas. El principal descenso electoral ocurrió en Santa Fe: Unión por la Patria consiguió allí 100.000 votos menos que en 2021.

Como si fuera una sangría, la pérdida de votos de Unión por la Patria se extendió a decenas de distritos del Interior, algunos históricamente peronistas, donde se impuso La Libertad Avanza. La sorpresa electoral fue mayor cuando el escrutinio reveló que Milei también ganó en los centro urbanos más pobres del país. El libertario llegó a ese electorado como catalizador del voto bronca, como un rebelde que combate a la “casta política” que hundió al país en esta crisis económica y como un outsider que tiene la receta para frenar la inflación. Milei arrasó en anillos urbanos provinciales dominados por la pobreza: sacó casi el 50% de los votos en el distrito puntano de Pueyrredón, que comprende la capital de San Luis, casi 20 puntos por encima de los candidatos de Juntos, y más del triple de los votos que Unión por la Patria.

Javier Milei, candidato a la presidencia de la coalición la Libertad Avanza, saluda a sus partidarios tras el cierre de las votaciones en las elecciones primarias, en Buenos Aires, Argentina, el 13 de agosto de 2023. El político ultraderechista, de 52 años, fue el candidato más votado entre quienes aspiran a la presidencia en las elecciones generales de octubre. (AP Foto/Natacha Pisarenko)
Javier Milei, candidato a la presidencia de la coalición la Libertad Avanza, saluda a sus partidarios tras el cierre de las votaciones en las elecciones primarias, en Buenos Aires, Argentina, el 13 de agosto de 2023. El político ultraderechista, de 52 años, fue el candidato más votado entre quienes aspiran a la presidencia en las elecciones generales de octubre. (AP Foto/Natacha Pisarenko)

Otro factor que contribuyó a la derrota del kirchnerismo fue la baja participación electoral. “El kirchnerismo perdió muchos votos en 2021 en manos del ausentismo”, señaló Romero. La baja de la participación en las PASO de las elecciones legislativas de ese año, todavía con restricciones por la pandemia, fue abrumadora: hubo tres millones de votos menos. El kirchnerismo incluyó al elevado ausentismo como uno de los motivos que explicó su derrota, pero no pudo evitar que ese fenómeno se repitiera en estas internas, ya sin pandemia de por medio. Votaron en estas PASO casi 2 millones menos que en las internas presidenciales de 2019.

Los analistas aseguran que Milei tiene espacio para crecer en los distritos más importantes del país, especialmente en la provincia de Buenos Aires y en Capital. El libertario fue el candidato presidencial más votado en territorio bonaerense, pero La Libertad Avanza terminó como la tercera fuerza. Milei consiguió el 24% de los votos, lo que todavía le deja margen para seguir creciendo entre el electorado bonaerense.

Por otro lado, el fenómeno de Milei casi no llegó a CABA. Su crecimiento se amesetó en el principal bastión del PRO, que comparte buena parte del electorado con el libertario. El diputado consiguió menos de 300.000 en ese distrito, apenas 60.000 más que dos años atrás. La Libertad Avanza se mantuvo en estas PASO el tercer lugar, como había ocurrido en 2021, con el 17% de los votos. No ganó en ninguna comuna, pero hizo mejores elecciones en las zonas porteñas más postergadas. El libertario también tendrá a los porteños como otro electorado para conquistar antes de las elecciones generales de octubre.

Carga de datos: Desiré Santander

Procesamiento de datos: Daniela Czibener

Visualización de datos: Andrés Snitcofsky

Seguir leyendo:

Ultimos articulos

Ver mas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí