Foto: Policía de Misiones

Una secuencia de terror que se extendió por no más de 20 minutos -pero que pareció una eternidad para la víctima- fue protagonizada por un joven que secuestró a su ex pareja, la forzó a subir a su coche, la golpeó y amenazó en el trayecto, tras lo cual aceleró y volcó de manera intencional, no sin antes saltar del auto dejando a la mujer en el interior.

El hecho se registró el último domingo, alrededor de las 23.20, en la intersección de Picada Sargento Cabral y calle Pedro Peczak, en inmediaciones al Club Alemán de Oberá.

La damnificada salvó su vida de milagro, aunque padeció lesiones de diversa consideración que requirieron curaciones y estudios de mayor complejidad, por lo que permaneció internada en observación. Su evolución fue favorable y ayer al mediodía recibió el alta del Hospital Samic, confirmó un vocero del caso.

En su denuncia, Daniela Elizabhet L. (44) relató los pormenores del hecho y detalló antecedentes de violencia de género que sufrió a manos del mismo implicado, lo que derivó en una acción judicial y prohibición de acercamiento.

Pero ni la denuncia previa ni la perimetral impidieron que el acusado intercepte a su ex y la someta a una verdadera pesadilla.

“Así que te gusta llamar a la Policía. Ahora vas a ir, pero a la morgue. Esta noche no salís viva; si no sos mía, tampoco vas a ser de nadie más”, la habría amenazado el sospechoso mientras conducía y la golpeaba, según consta en la denuncia radicada ante la Seccional Segunda.

Ante la gravedad de la acusación, sumado a los antecedentes de violencia de género, el Juzgado de Instrucción Uno de Oberá ordenó la detención del agresor, identificado como Enrique Fabián S. (21), quien posee domicilio en La Línea, Panambí.

Grave acusación
Según certificó la médica policial en turno Mariana Rippel, la víctima padeció hematomas en ambos ojos y cuero cabelludo, escoriaciones en tabique nasal, región torácica y región lumbar, hematomas en hombro derecho, codo izquierdo, glúteo derecho y en rodilla derecha.

En tanto, el implicado presenta escoriaciones múltiples de diferentes tamaños en región lumbar izquierda, producto que se arrojó del auto en movimiento y cayó sobre la calle terrada.

La Policía fue alertada del hecho el último domingo, a las 23.30, por un vecino de Picada Sargento Cabral. Al arribar al lugar, los uniformados constataron el vuelco de un Fiat Idea, dominio MZU 546, como también las identidades del conductor -con domicilio en Panambí- y su acompañante, residente en el Barrio 200 Viviendas Oberá.

La mujer presentaba lesiones visibles en el rostro y otras partes del cuerpo, por lo que enseguida fue trasladada al Hospital Samic, no sin antes dejar asentado que habría sido víctima de un hecho violento.

Como contrapartida, en un primer momento el chofer indicó que perdió el control del auto y volcó. El posterior test determinó que se hallaba con 0,91 gramos de alcohol por litro de sangre, es decir el doble de lo permitido para conducir autos.

El hecho de hallarse alcoholizado y la acusación de su ex lo pusieron tras las rejas de manera preventiva, a la espera de la correspondiente denuncia.

“Saltó a propósito del auto”
Una vez que recibió las primeras atenciones médicas, la damnificada radicó la denuncia y ratificó la acusación sobre su ex pareja.

Mencionó que tiempo atrás mantuvo una relación con el citado, pero el vínculo se cortó por hechos de violencia de género, agresiones y amenazas que derivaron en una primera denuncia policial.

De todas formas y desoyendo las medidas judiciales dispuestas, el domingo por la noche el implicado se dirigió a la casa de la mujer y esperó hasta que la vio salir con el coche, momento en que se interpuso, la forzó a bajar y mediante amenazas y forcejeos la obligó a subir a su propio auto, del lado del acompañante.

El joven tomó el volante y salió a toda velocidad para cruzar media ciudad. Ya en la zona del barrio La Cantera, sobre ruta provincial 5, ingresó al camino vecinal que conduce al Club Alemán.

“Durante todo el trayecto me agredió con cachetadas y tirones de cabellos, mientras amenazaba con matarme”, indicó en la denuncia.

Fue así que en un momento, al llegar al cruce terrado entre calle Pedro Peczak y Picada Sargento Cabral, el conductor habría volanteado y saltado del vehículo dejando a la mujer en el interior, provocando el despiste intencional de su propio vehículo. “Saltó a propósito del auto, me quería matar”, afirmó.

Fueron segundos de desesperación para la víctima que temió el peor de los desenlaces, aunque por fortuna los golpes que padeció no revistieron mayor gravedad.

Preventivamente, el caso fue caratulado como tentativa de homicidio y amenazas agravadas por violencia de género, lo que podría derivar en femicidio en grado de tentativa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí