sábado, mayo 18, 2024
sábado, mayo 18, 2024
8.1 C
Misiones
InicioPoliticaMató de 8 tiros a un dealer para quedarse con el negocio...

Mató de 8 tiros a un dealer para quedarse con el negocio del narcomenudeo en La Boca y lo detuvieron 7 años después

El segundo de los sospechosos detenido
El segundo de los sospechosos detenido

El 19 de junio de 2016 —minutos después de las 23 horas— el uruguayo Arturo Wilman Cardozo (50), un conocido dealer del barrio porteño de La Boca, fue acribillado de 8 balazos por parte de dos hombres, con lo que mantenía una discusión en plena vía pública. Según la investigación, el móvil del crimen quedarse con el negocio narco. Uno de los sospechosos cayó a los siete meses del hecho. El otro, en cambio, tuvo mejor suerte.

Miguel Ángel Duarte Obelar, “El Nani”, ex empleado de una empresa de limpieza, logró permanecer prófugo por más de siete años hasta que ayer, tras una larga búsqueda, finalmente fue detenido por la División Homicidios de la PFA, aunque no muy lejos: lo arrestaron a sólo tres cuadras del lugar del crimen.

La salvaje ejecución ocurrió en la esquina de las calles Olavarría y Necochea. Allí, de acuerdo con lo que indicaron fuentes policiales a Infobae, Cardozo mantuvo una fuerte discusión con los dos hombres hasta que uno de ellos sacó un arma y le disparó a quemarropa. El dealer uruguayo quedó tendido en el piso y luego fue trasladado al Hospital Argerich, donde finalmente murió.

Los asesinos, por su parte, huyeron de la escena con rumbo desconocido. En el lugar, los agentes de la Unidad Criminalística de la Policía Federal secuestraron nueve vainas calibre 9x19mm, dos proyectiles encamisados del mismo calibre y un cuchillo. A la esquina del crimen concurrieron en primer lugar policías de la Comisaría 24, que por entonces todavía operaba en el ámbito de la Capital Federal.

Tras una rápida investigación de la División Homicidios de la PFA, descubrieron que los asesinos habían llegado al barrio en un auto marca Volkswagen Bora, que poco tiempo después también sería secuestrado muy cerca del lugar. En su interior, los investigadores hallaron documentación con un dato que permitió comenzar a saber quiénes podrían ser lo autores del crimen.

Te puede interesar: Horror en Villa Devoto: una mujer denunció que fue mantenida cautiva durante tres semanas por un violador

Duarte Obelar fue arrestado ayer
Duarte Obelar fue arrestado ayer

Te puede interesar: Encontraron muerta a una mujer en Córdoba e investigan un femicidio: hay un detenido

Los papeles que encontraron dentro del vehículo dieron cuenta de que su propietario era un hombre identificado como Miguel Ángel Duarte Obelar, un hombre nacido en 1994 y conocido con el apodo de “Nano”. Su domicilio estaba registrado en el barrio de La Boca.

No fue el único dato que pudieron obtener. Al profundizar todavía más la investigación en base a cámaras de seguridad y recopilación de testimonios, la Policía Federal pudo establecer que el sospechoso estaba acompañado por un hombre con el alias de “Tito”, al que luego identificaron como Cristian Ezequiel Sueldo, un hombre que nació en 1996 y que también vivía en el mismo barrio. De acuerdo con las fuentes consultadas por este medio, el objetivo de los asesinos era desplazar a Cardozo del negocio del narcomenudeo y controlar la actividad en el barrio.

En ese sentido, se libró una una orden de detención inmediata para los dos hombres y un juez ordenó que se continuara con la investigación para dar con el paradero. Los resultados no fueron inmediatos. El 3 de febrero de 2017, varios meses después del homicidio, la Policía Federal logró la detención de Sueldo. Sólo restaba dar con Duarte Obelar. El tiempo pasó y el sospechoso seguía en libertad como si nada hubiese pasado.

La investigación se extendió por siete años, hasta que finalmente lograron descubrir que el asesino prófugo frecuentaba las inmediaciones de la Avenida Suárez y la calle Necochea, en el barrio La Boca. Allí, luego de seguirlo, lograron visualizarlo al descender de un automóvil sobre la avenida. Sin esperar un segundo, el personal policial lo detuvo. El procedimiento, sin embargo, no fue sencillo.

Al enterarse del arresto, los familiares y allegados de Duarte Obelar irrumpieron en medio del operativo e increparon a los agentes federales. Fue por eso que tomaron la decisión de trasladar la diligencia hasta la calle Benito Pérez Galdós al 184, donde -con la presencia de testigos- formalizaron la detención. Al consultar con el juez, se dispuso que el detenido fuera llevado a la sede de la División Alcaidías de la Superintendencia de Investigaciones Federales.

Al igual que su cómplice Sueldo, el sospechoso fue acusado del delito de homicidio agravado.

Seguir leyendo

Ultimos articulos

Ver mas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí