domingo, abril 21, 2024
domingo, abril 21, 2024
15.9 C
Misiones
InicioPoliticaLa ruta de teléfonos celulares que complicó a los prófugos por el...

La ruta de teléfonos celulares que complicó a los prófugos por el crimen del comerciante y la pista del cómplice policía

Video: Maximiliano Pilepich le dedica un video a Pérez Algaba antes del crimen «por lo garca que es»

Hoy lunes, los empresarios Nahuel Vargas y Maximiliano Pilepich se encuentran prófugos de la Justicia por el bestial asesinato de Fernando Pérez Algaba, el comerciante y trader de criptomonedas descuartizado el mes pasado.

El fiscal Marcelo Domínguez ordenó a la Policía Bonaerense allanar seis objetivos vinculados a Pilepich, principalmente en la zona de Hurlingham y otros dos vinculados a Vargas en zonas como Castelar por el delito de de homicidio cuádruplemente agravado por uso de arma, codicia, alevosía y la participación de dos o más personas. La única pena posible con esta combinación es la de prisión perpetua.

Ambos prófugos son los últimos que vieron a “Lechuga” con vida, al menos según sus propios relatos. Fueron amigos del vendedor de autos de alta gama, para luego convertirse en adversarios con una larga historia de amenazas, denuncias y rencillas. Tal como Vargas, Pilepich declaró de forma espontánea en el expediente. Relató que él y Nahuel Vargas le debían al comerciante asesinado 150 mil dólares. Pilepich, por su parte, le entregó a la DDI de Lomas de Zamora la Land Rover Evoque con la que el trader fue visto con vida por última vez.

Te puede interesar: Hay tres detenidos por el crimen del comerciante descuartizado y buscan a dos prófugos

Según las nuevas pruebas que se conocieron en el expediente, la ruta de teléfonos celulares fue una de las claves para convertirlos en los principales imputados del caso.

La valija donde se encontró
La valija donde se encontró

La principal evidencia de la causa fue establecida por peritos de la Dirección de Tecnologías Aplicadas a la Investigación en Función Judicial de la Policía Bonaerense. Los informes estuvieron abocados al análisis de los movimientos establecidos por impactos de antenas y del teléfono de la víctima y de los imputados, principalmente del aparato utilizado por Pilepich.

Los detectives anotaron 10 puntos claves y analizaron las coincidencias del celular del comerciante descuartizado y otros números en las mismas antenas con el fin de reconstruir el recorrido de la víctima (o su celular) y quiénes podrían haber realizado el traslado.

Así, se llegó a la sospecha de que Pilepich habría contado con la ayuda de H.C., investigado en la causa, un agente de la Policía de la Ciudad especialista en tecnología y teléfonos. El fiscal Domínguez pidió la detención de este policía, que fue denegada.

Para comunicarse con sus cómplices, determinaron los peritos, Pilepich activó un celular en desuso supuestamente adquirido por el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño.

Se sospecha que fue H.C. quien puso a disposición ese aparato, que fue usado desde el 18 de julio al 25 de julio. Esos días, el teléfon tuvo un derrotero entre distintas zonas del gran Buenos Aires: impactó en Bella Vista, General Rodríguez, Moreno, Hurlingham.

Nahuel Vargas, uno de los prófugos
Nahuel Vargas, uno de los prófugos

De acuerdo al informe, el teléfono de la víctima, tras encontrarse con Pilepich y Vargas en General Rodríguez, alrededor de las 19, emprende un recorrido por Acceso Oeste y se detiene en una bajada en Moreno. El teléfono de Pérez Algaba, desde entonces, comenzó a impactar en distintas antenas durante un lapso de varias horas.

El celular que habría sido facilitado por H.C inició su recorrido el 18 de julio a las 2.37, desde la Ciudad de Buenos Aires -donde vive el policía- hacia Acceso Oeste, luego al camino del Buen Ayre, arribando a Bella Vista a las 3.05 y permanece en el country en el que vive Pilepich. En ese lapso, desde el celular se registraron llamadas entre Vargas, amigo del emprendedor inmobiliario, y Gil, uno de sus empleados. El primero prófugo y el segundo detenido.

Las comunicaciones se repitieron entre las 14.11 y las 15.36 de ese día. A partir de esa hora, el abonado del teléfono comenzó a desplazarse desde el country hacia Camino del Buen Ayre en dirección a Acceso Oeste, en Dirección a Luján y luego, a las 16.03, llega a la zona de “Renacer”, en las inmediaciones de ratas 7 y 8. Allí permanece hasta las 19.05.

Te puede interesar: Crimen del comerciante descuartizado: investigan más de 200 amenazas a Pérez Algaba y 36 móviles del asesinato

Un minuto más tarde, mantiene una conversación con un número utilizado por Gastón Carrizo, amigo de Pilepich, ahora también detenido. Luego, comienza a desplazarse por la traza de Acceso Oeste y efectúa una llamada a Córdoba a las 19.14. Tres minutos más tarde, el agente de la Policía de la Ciudad le devuelve la llamada y mantienen una conversación. Tras ello, vuelve a llamar a Gil. Sigue su recorrido y se detiene por 20 minutos en la bajada de Puente Gnecco, Moreno. En este punto, la ubicación del abonado coincide con la de la víctima.

Pilepich vuelve a llamar a Córdoba a las 19.31 y llama de nuevo a Gil a las 19.33 y a las 19.36. Permanece en ese lugar hasta las 19.49. Retoma el Acceso Oeste con dirección a Parque Leloir y toma Camino de Buen Ayre.

Fernando Pérez Algaba junto a su perro "Cooper"
Fernando Pérez Algaba junto a su perro «Cooper»

Después, el usuario intentó hacer llamadas a Carrizo, H.C y a otra persona. A las 23.15, el teléfono comienza a recorrer, nuevamente, el camino del Buen Ayre y Gaspar Campos y, cuatro minutos más tarde se registró un impacto en Acceso Oeste y Camino de Buen Aire, lo que significa que el vehículo en el que se desplazaba iba a una gran velocidad.

En ese momento, se registra una nueva coincidencia con el teléfono de la víctima que impacta entre las 23.26 y 23.32 en esas mismas celdas. Esa circunstancia se repite a las 00.01. El teléfono en manos de Pilepich comienza a producir impactos en La Reja y efectúa un recorrido hacia Renacer, donde coincide con el teléfono de la víctima, arribando al lugar a las 0.30 y permanece hasta las 1.48, en donde retoma el movimiento hacia CABA.

Durante la madrugada, intenta comunicarse con Carrizo, llama a H.C. Entre las 2.24 y las 2.26, las antenas lo ubican en la zona de Puente La Noria. En ese recorrido, a las 2:14, el teléfono de la víctima impacta en la celda del Peaje Luján.

Tras ello, se produce un impacto clave en la antena que abastece el domicilio de Ingeniero Budge donde vive Luis Alberto Contreras, hermano de Alma Nicol Chamorro, la única detenida que tenía el caso hasta hoy.

Allí se mantiene 9 minutos. Minutos después, el teléfono impacta en el lugar donde fueron contrados los restos de Pérez Algaba. Luego, sigue su recorrido hacia Puente La Noria, sigue por General Paz, hacia Acceso Oeste y coincide, nuevamente, en una antena con el teléfono de la víctima a las 3.07 en la zona de Hurlingham y Castelar.

A las 3.09, llama a Vargas. El aparato permanece en ese sitio por unos 15 minutos.

La camioneta que conducía la víctima y que Pilepich entregó a la DDI de Lomas de Zamora
La camioneta que conducía la víctima y que Pilepich entregó a la DDI de Lomas de Zamora

A las 3.32, retoma el movimiento y vuelve a impactar en Hurlingham, en la zona de otro domicilio vinculado a Pilepich en la calle Londres. En esa propiedad, creen los investigadores que habría estado estacionada la camioneta Land Rover blanca. A las 3.50 se dirige a su casa del country, en el camino intenta llamar de nuevo a Carrizo.

Hasta las 6.41 el teléfono no registra movimientos, hasta que vuelve a activarse a las 6.56 en Ingeniero Budge. Los detectives anotaron otro impacto a las 7.38, en la zona de Puente La Noria y a las 8.20 en Country Golf Bella Vista, donde permanece hasta las 20, cuando se da un impacto en el Barrio El Libertador de Loma Hermosa. Desde ese momento, hasta el 25 de julio, el teléfono permanece en la zona del country, hasta que, en esa fecha, regresa a la zona de Villa Vista.

Desde ese momento, el teléfono no registró más movimientos.

Seguir leyendo:

Ultimos articulos

Ver mas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí