sábado, mayo 18, 2024
sábado, mayo 18, 2024
8.1 C
Misiones
InicioEconomiaDe moda en la Argentina: cómo es la técnica milenaria japonesa que...

De moda en la Argentina: cómo es la técnica milenaria japonesa que usa madera quemada para hacer casas en sólo 30 días

Es una técnica milenaria de origen nipón que se propaga por todo el mundo
Es una técnica milenaria de origen nipón que se propaga por todo el mundo

Desde hace unos tres años comenzó a ganar terreno en Argentina un revestimiento y un sistema constructivo para el hogar que es empleado en otras latitudes y se basa en una técnica milenaria japonesa. Además, permite edificar viviendas o refugios en sólo 30 días.

La técnica se llama Yakisugi, que viene “yaki”, que significa quemado, y “sugi”, que significa ciprés. Se la puede aplicar a techos, pisos, paredes, revestimientos, muebles y accesorios, entre otras opciones.

Ofrece tres grados de terminación: veta, un carbonizado leve que resalta la identidad de la madera marcando nudos; betún, carbonizado fuerte con cepillado que alisa la superficie; y piel de cocodrilo, un carbonizado que logra texturas decorativas.

“Tanto las casas como los refugios están diseñadas con criterios de eco sustentabilidad, eficiencia energética y premisas para lograr el mínimo impacto ambiental, dando soluciones llave en mano en tiempo récord para cubrir las necesidades en todo el territorio nacional. Los refugios construidos 100% en el taller, evitan el impacto del entorno en obra, listos en 30 días para ser trasladados y montados en destino”, detalló a Infobae Máximo Reffino Mallo, de Shou Sugi Ban Argentina, que se especializa en auténtica madera carbonizada Yakisugi.

Con soplete, una técnica que lleva varios pasos y permite edificar viviendas a ritmo ágil
Con soplete, una técnica que lleva varios pasos y permite edificar viviendas a ritmo ágil

También se hicieron nuevas opciones, ahora las construcciones se realizan con un diseño envolvente, con revestimiento madera quemada, en su exterior en la exclusiva terminación en piel de cocodrilo (que se logra con madera carbonizada intensa) y en su interior pisos, paredes y cielorrasos en madera carbonizada combinando intensidades de Yakisugi (betún y veta).

Reffino Mallo dijo que “también tienen un auténtico estilo nórdico de líneas limpias y sencillas disfrutando de la calidez que nos brinda la madera, como aislante natural, ofreciendo una experiencia sensorial irrepetible en texturas y mezclas de aromas”.

La madera se trabaja cuidadosamente con un tratamiento térmico de carbonizado a altas temperaturas en hornos de extrusión, diseñados para el proceso, por tiempo controlado para lograr el acabado óptimo.

En base a obras realizadas con casi 10 años de antigüedad, las maderas tratadas con Yakisugi conservan su aspecto y morfología aún en climas adversos

“Este material no solo hace que cada proyecto parezca más moderno al instante, sino que la madera se modifica molecularmente y no necesita mantenimiento. La madera carbonizada naturalmente es resistente a la putrefacción, repele agua, los insectos e incluso retardan el fuego. Este conjunto de elementos que deterioran el material son aletargados por el carbonizado logrando así extender por muchos años la vida”, precisó Reffino Mallo.

En la Argentina está disponible en las tres terminaciones del producto en líneas de árboles eucalipto y elliotis.

Asi queda la cocina
Asi queda la cocina

Las casas y refugios se resuelven en tiempo récord para proyectos particulares y desarrollos turísticos. Teniendo en cuenta como principal objetivo a cumplir la inmediatez en el retorno de la inversión.

Es habitual que trabajan entre 4 y 8 personas para armar la vivienda una vez que se culminó todo el proceso en taller.

Los refugios llave en mano, por ejemplo, se hacen con estructura de caño de hierro reforzado y cubierta en paneles de la más alta eficiencia energética. Con revestimientos exteriores madera carbonizada Yakisugi terminación piel de cocodrilo.

Interior de la vivienda, para su montaje trabajan entre 4 y 8 personas
Interior de la vivienda, para su montaje trabajan entre 4 y 8 personas

El baño, cocina, bajo mesada, alacena, artefactos de luminosidad y grifería de estilo son de primera categoría. Y las bases suspendidas se ubican sobre hierro estructural de apoyo y anclaje de la edificación.

Entre las posibilidades hay dos modelos de casas refugios llave en mano, aptas para constituirse como vivienda permanente, fin de semana, turismo, glamping.

Uno de 49 metros cuadrados con puerta de acceso con piel de cocodrilo roja, que cuenta con un diseño integral de revestimientos en madera carbonizada en exteriores e interiores pisos paredes y cielorrasos.

Con terminaciones de piel de cocodrilo
Con terminaciones de piel de cocodrilo

En planta baja son 33 m2 con un dormitorio principal, baño y living con cocina. Entrepiso de 16 m2 apto dormitorio/estudio. Carpinterías en aluminio negro y Doble Vidrio Hermético (DVH). Es apto para una familia de 5 personas.

También hay un formato de 24 m2, con puerta de acceso de piel de cocodrilo amarillo, con un dormitorio principal, baño y living con cocina, con carpinterías en aluminio negro y DVH, para una familia de 3 personas.

“Casa refugio permite la simbiosis constante con su entorno y facilita su extensión en m2 de decks y semi cubiertos de acuerdo a la necesidad de cada proyecto”, acotó Reffino Mallo.

El valor de edificación parte desde USD 650 por m2 y la de 49 m2 sale USD 32.000 (siempre hay que disponer de terreno o lugar en donde colocar la construcción).

Seguir leyendo:

Ultimos articulos

Ver mas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí