sábado, abril 20, 2024
sábado, abril 20, 2024
17.7 C
Misiones
InicioNacionalesCómo funciona Flixxo, una plataforma dónde creadores y audiencia se benefician mutuamente

Cómo funciona Flixxo, una plataforma dónde creadores y audiencia se benefician mutuamente

¿Cuánto de lo que publicás en redes te pertenece? Muy poco. “Cuando subís una foto a Instagram, esa foto no es tuya, es de Facebook. Cuando ves tu saldo digital en la cuenta del banco, el dinero no lo tenés vos, lo tiene el banco. El universo digital es un mundo donde está todo intermediado por grandes corporaciones como Google, Facebook, Twitter y más. Todos los servicios que parecen gratuitos, en realidad están lucrando con lo que vos estás dándoles. Ellos están tomando muchísimo más de vos, que vos de ellos”, introduce Adrián Garelik, CEO de Flixxo, para explicar en qué contexto nace esta plataforma, un servicio de streaming que se desarrolla dentro de un ecosistema creativo descentralizado y transparente en el que creadores, audiencia y anunciantes se benefician mutuamente formando una comunidad.

“En 2014 me empiezo a involucrar con el universo de la Web3 y todos los valores que tiene. El valor de la descentralización, el valor de entender que lo mío es mío, incluso en el universo digital, y que mi identidad y mis interacciones deberían ser mías y no de las grandes corporaciones”, explica y apunta que, siendo guionista y productor, el futuro de los creadores de contenido era algo que lo preocupaba.

“En el universo de la producción audiovisual, las grandes plataformas empiezan a dejar de lado el rol del creador. Ellos necesitan contenido altamente efectivo, que performe bien. Y lo que fueron aprendiendo es que si uno recopila información de los hábitos de consumo de muchos usuarios, les puede devolver un contenido creado específicamente para retener a esos usuarios. Si 200 millones de personas le enseñan a Netflix cómo consumen contenido, y el algoritmo de Netflix a partir de eso puede pedir a los productores que generen cierto material, ese contenido que ya viene procesado por el algoritmo es devuelto a los usuarios, que de vuelta le dan a la plataforma la información de cómo lo consumen”, precisa.

“Así, el ancho de banda de la creatividad se va achicando y, en ese contexto, el creador desaparece para siempre. Lo que se genera es básicamente un contenido de algoritmo, un cálculo matemático. No surge de una chispa o del deseo genuino de contar algo. Todo el contenido más independiente se va quedando afuera”, analiza.

Flixxo, una plataforma que reivindica al creador

“Flixxo reivindica al creador. Nace en el año 2016 con una propuesta de volver a darle poder al creador, y a la comunidad. Porque detrás de un creador hay una comunidad de gente que quiere ver ese contenido, y que está dispuesta a apoyar su creación. Flixxo se financia de esa manera. Nace a partir de una especie de crowdfunding en donde dos mil contribuyentes en todo el mundo aportaron para que esto exista. Esa fue la primera comunidad de Flixxo. Y a partir de ahí empezamos a desarrollar, empezamos a crecer, a posicionarnos y a captar contenido de todo el mundo”, cuenta.

La plataforma reúne en su mayoría contenido de corta duración porque, según precisa Adrián “apela a las tendencias de consumo del público, que necesita mirar ahora y rápido’.

“Encontramos un primer contenido que nos gustó mucho: las microseries. Series con episodios de entre 5 y 15 minutos, y ahora nos ampliamos un poco más a los cortometrajes también”, cuenta y suma: “Nosotros ya hemos producido casi una quincena de microseries, películas, series de duración estándar. Pero básicamente tratamos de ser un puente. Nuestro gran propósito es que los creadores puedan vivir de su arte. Generemos herramientas para que pueda recibir un pago justo por lo que está haciendo”.

Flixx, la criptomoneda de la plataforma

Flixxo le paga a los creadores con Flixx, criptomoneda propia de la plataforma que luego ellos pueden canjear por dólares en los exchange. Una vez que la moneda comenzó a cotizar en los mercados secundarios obtuvo un valor y a partir de ahí “se creó la economía de los creadores, y la economía de la plataforma”.

“En Flixxo todos los pagos son transparentes y van directo del consumidor al creador. Y el consumidor tiene varias maneras de conseguir esos Flixx que necesita para poder ver el contenido. Los puede ganar mirando publicidad, los puede ganar invitando amigos a la plataforma, completando desafíos que la plataforma le propone todos los días, o comprarlos”, explica.

Foto: captura pantalla
Foto: captura pantalla

“Nosotros no nos quedamos con nada de ese dinero pero, como necesitamos ser sustentables, le pedimos al creador que nos devuelva una parte de sus ingresos. Pero eso queda librado a la buena fé del creador. Este es el espíritu de comunidad. Yo te estoy dando un montón, la comunidad te está dando un montón, ¿vos qué vas a devolver?”, detalla.

“Todavía seguimos experimentando con modelos de negocio. Tenemos la suerte de poder jugar a la experimentación porque nuestra visión siempre es a largo plazo. Estamos pisando un terreno que no se ha pisado antes, así que nos damos muchos permisos de equivocarnos”, confiesa.

–En materia de contenido, ¿hacen alguna curaduría previa antes de que esté disponible en la plataforma?

–Sí. Vamos haciendo una curaduría. En un momento habíamos abierto la plataforma y cualquiera podía subir contenidos. Pero nos encontramos con todo un proceso de filtro que era bastante tedioso. El ritmo de subida de los contenidos no nos permitía a nosotros darnos tiempo de comunicar una serie, de promocionarla o destacarla. Entonces decidimos frenar el ritmo y que la publicación pase por nosotros. Poder hacer una buena curaduría, poder ir estrenando de a poco. No volvernos locos y respetar los tiempos de cada serie.

“No tenemos intención de ser eficientes, ni de satisfacer a una audiencia. Nuestra intención es compartir la mayor cantidad de voces posibles. Claro que cuando entrenamos sabemos qué cosas funcionan mejor, y qué cosas peor, y a veces usamos eso para saber dónde hacemos apuestas más grandes en cuanto a producciones propias, pero, fuera de eso, invitamos a que venga todo. Terror, comedia, animación para adultos, dramas, documentales… La verdad es que la terminan pegando cosas que es medio inimaginable”, sostiene.

Ultimos articulos

Ver mas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí