jueves, abril 18, 2024
jueves, abril 18, 2024
21.6 C
Misiones
InicioInternacionalesCientíficos revivieron gusanos congelados hace 46.000 años y buscan descifrar el secreto...

Científicos revivieron gusanos congelados hace 46.000 años y buscan descifrar el secreto de su supervivencia

Imagen de los gusanos luego de ser descongelados.

Un grupo de científicos reveló que el análisis del genoma de los gusanos redondos (nematodos) de la Edad del Hielo que volvieron a la vida cuando se descongelaron demostró que se trata de una nueva especie.

Científicos del Instituto de Zoología de la Universidad de Colonia, el Instituto Max Planck de Biología y Genética de Células Moleculares (MPI-CBG) en Dresden y el Centro de Biología de Sistemas de Dresden (CSBD), todos en Alemania, encontraron que el nematodo, que se encuentra en el permafrost siberiano, pertenece a una especie no descrita anteriormente, Panagrolaimus kolymaensis.

Imágenes electrónicas de barrido (A, C), fotografías de microscopía óptica (E, F) y presentaciones gráficas (B, D, G) del holotipo: A, B) cuerpo entero, C, D) extremos anteriores, E) cuerpo anterior, F) región del cuerpo perivulvar, G) cola. (Foto de PLoS Genetics)
Imágenes electrónicas de barrido (A, C), fotografías de microscopía óptica (E, F) y presentaciones gráficas (B, D, G) del holotipo: A, B) cuerpo entero, C, D) extremos anteriores, E) cuerpo anterior, F) región del cuerpo perivulvar, G) cola. (Foto de PLoS Genetics)

El diario español ABC comentó que en el nuevo estudio, publicado este jueves en “PLoS Genetics”, Anastasia Shatilovich, del Instituto de Problemas Fisicoquímicos y Biológicos en la Ciencia del Suelo RAS en Rusia, logró revivir dos nematodos congelados en una madriguera fosilizada en depósitos de limo en el permafrost. Tras descongelar a los gusanos en laboratorio, un análisis de radiocarbono del material vegetal de la madriguera reveló que estos depósitos intactos, a 40 metros de profundidad, no se habían descongelado desde finales del Pleistoceno, hace entre 45.839 y 47.769 años.

Los investigadores comenzaron a trabajar con los gusanos para intentar conocer qué vías moleculares y metabólicas utilizan estos organismos para permanecer en estado latente y durante cuánto tiempo pueden suspender la vida como ‘zombis’, algo que no se entiende completamente.

Los científicos dijeron que las especias no presentan un riesgo para la humanidad.
Los científicos dijeron que las especias no presentan un riesgo para la humanidad.

“Es súper fascinante finalmente ver vida de repente, animales vivos saliendo de un pedazo de suelo que ha estado congelado durante 46.000 años”, dijo el Dr. Philipp Schiffer de la Universidad de Colonia, hablando con Reuters desde una estación de campo, unos 100 km al norte de Broken Hill, en el interior de Australia, donde actualmente está buscando otras especies de nematodos.

Schiffer y su equipo pudieron definir al gusano redondo como una especie nueva. Y parece haber desarrollado un “juego de herramientas moleculares” para sobrevivir, agregó.

(A) Ubicación del afloramiento de Duvanny Yar en el río Kolyma, noreste de Siberia, Rusia.  (B) Vista de la parte superior del afloramiento compuesto por cuñas de hielo y depósitos limosos de permafrost. (C) Esquema litoestratigráfico de depósitos, que muestra la ubicación del préstamo de roedores estudiado (círculo rojo). (D) madriguera de roedores fósiles con hojarasca herbácea y semillas enterradas en depósitos de permafrost; m a.r.l. = metros sobre el nivel del río. (Foto de PLoS Genetics)
(A) Ubicación del afloramiento de Duvanny Yar en el río Kolyma, noreste de Siberia, Rusia. (B) Vista de la parte superior del afloramiento compuesto por cuñas de hielo y depósitos limosos de permafrost. (C) Esquema litoestratigráfico de depósitos, que muestra la ubicación del préstamo de roedores estudiado (círculo rojo). (D) madriguera de roedores fósiles con hojarasca herbácea y semillas enterradas en depósitos de permafrost; m a.r.l. = metros sobre el nivel del río. (Foto de PLoS Genetics)

Los investigadores encontraron que la deshidratación leve antes de la congelación mejoró su preparación para la criptobiosis y aumentó la supervivencia a -80 grados centígrados. Y al igual que otras especies de nematodos, produjo trehalosa de azúcar a un nivel bioquímico cuando se deshidrató levemente en el laboratorio, lo que les permitió resistir la congelación y la deshidratación intensa. “Construyeron este azúcar, trehalosa, que de alguna manera les ayuda a proteger su ADN y proteínas mientras están en esta etapa de reposo”, dijo Schiffer.

El estudio de estas criaturas, agregó, algún día podría informar los esfuerzos de conservación a medida que cambia el clima de la tierra. “Podemos aprender cosas que podrían informarnos para tal vez salvar especies en peligro de extinción y pensar en medidas de protección y todas estas cosas”.

Los especímenes no se habían descongelado desde finales del Pleistoceno, hace entre 45.839 y 47.769 años.
Los especímenes no se habían descongelado desde finales del Pleistoceno, hace entre 45.839 y 47.769 años.

Sin embargo, Schiffer no vio ningún peligro inmediato de que los organismos antiguos descongelados pudieran albergar patógenos peligrosos. “Es algo que es posible. Y con COVID, todos vimos lo que puede suceder muy repentinamente. Pero no diría que hay un peligro inminente de que estas formas traigan algunas bacterias que de repente comiencen a matar humanos”, dijo.

(con información de Reuters)

Seguir Leyendo:

Ultimos articulos

Ver mas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí