El diputado nacional de Juntos por el Cambio refirió que ante la imposibilidad de derogar la normativa vigente, se impulsó una serie de modificaciones para contribuir a mejorar la oferta y resguardar al inquilino. La Ley pasó al Senado para su tratamiento.

La Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción al proyecto que busca modificar la actual Ley de Alquileres que rige en el país. El diputado nacional por Misiones de Juntos por el Cambio, Martín Arjol, explicó que se realizaron tres modificaciones sustanciales: “la primera es el plazo, que deja de ser de tres años y vuelve a ser de dos; la segunda, es que permite la indexación por distintos índices, que tienen relación con el aumento de precios como el índice de Precios al Consumidor, el índice salarial o la opción de armar una canasta de índices con eso para determinar la actualización de los alquileres”, remarcó. En tanto, en tercer lugar, se brinda la posibilidad de una revisión mínima cada cuatro meses con la libertad de las partes de pactar las condiciones del contrato.

Los legisladores opositores, entre ellos, el diputado Arjol, buscaban en principio la derogación de la ley vigente, por tratarse de una normativa perjudicial para los inquilinos. Sin embargo, al no poder incorporar los dictámenes que proponían la derogación, se bajaron al recinto otros dos dictámenes trabajados en comisión. Uno de ellos, por la mayoría y otro por la minoría. “El dictamen de mayoría, con la postura del kirchnerismo, era uno muy similar a la ley actual, con mucha intervención nuevamente del Estado y cuestiones que ya provocaron una disminución de la oferta de lugares para alquilar”, explicó Arjol y comentó que este proyecto fue rechazado por esas mismas razones.

El legislador sostuvo que el dictamen de minoría, promovido por la oposición, fue el que finalmente obtuvo los votos necesarios para ser aprobado. Hoy tiene media sanción de Diputados y pasará a Senadores para su tratamiento.

“Seguiremos trabajando para motivar nuevamente la oferta que está totalmente caída en estos momentos y ayudar a los inquilinos, que son los más vulnerables ante este sistema. Entendemos las dificultades que hoy se presentan y aunque no pudimos derogar la ley que tanto daño hace al sector de alquileres, sí pudimos avanzar en estas modificaciones que traerán mayor flexibilización y apertura a nuevos contratos”, cerró Arjol.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí