Hoy a las 15 horas, los efectivos del Comando Radioeléctrico de Apóstoles, asistieron a un niño de 3 años en el barrio La Cantera, al momento en que su madre pidió auxilio debido a que el pequeño no podía respirar, quien fue trasladado junto a su progenitora hasta el hospital local.

La asistencia se dio en circunstancias en que los policías recorrían preventivamente el mencionado barrio, más precisamente sobre la calle San Luis, donde una madre de 25 años exigió ayuda debido a que su hijo se había descompensado debido a que un medicamento que ingirió le había obstruido las vías respiratorias.

De manera inmediata, los uniformados iniciaron las maniobras de RCP provocando una visible mejoría en la capacidad de respiración del menor. Seguidamente, los efectivos condujeron rápidamente hasta el hospital, donde el personal de la salud continuó con los cuidados pertinentes.

Finalmente, el niño quedó en observación en una camilla del establecimiento junto a su madre, presentando una rápida mejoría en su salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí