Las parejas realmente se mimetizan, incluso con las enfermedades

28/09/2021 a las 18:39

CEST


Una nueva investigación desarrollada en la Universidad de Tohoku, en Japón, ha comprobado que el saber popular estaba en lo cierto: las parejas se mimetizan, hasta llegar al punto de mostrar una incidencia similar en determinadas patologías. La estrecha unión de los cónyuges los lleva a compartir hábitos y rutinas, pero también existe una «simbiosis» en la estructura corporal y diferentes parámetros relacionados con la salud.

Cuando los investigadores profundizaron en los datos, en el marco de un estudio publicado recientemente en la revista Atherosclerosis, determinaron que las parejas tenían niveles correspondientes de presión arterial, colesterol y triglicéridos. Además, también se encontraron relaciones en cuanto a hipertensión, diabetes y síndrome metabólico.

El mimetismo de las parejas

La investigación incluyó el seguimiento de 5.391 parejas de Japón y 28.265 de los Países Bajos, y logró verificar algunos aspectos que muestran el grado de entrelazamiento que pueden alcanzar algunas parejas. Por ejemplo, comprobaron que los hombres tenían un mayor riesgo de desarrollar hipertensión si sus esposas sufrían la misma enfermedad. Según una nota de prensa, concluyeron que las intervenciones dirigidas a los cónyuges, en lugar de a las personas en forma individual, pueden ser más eficaces para el tratamiento de algunas patologías.

Diferentes estudios previos han indicado que tendemos a acercarnos hacia personas de clase social, antecedentes educativos, raza y peso similares. Esta tendencia se conoce como apareamiento asertivo: significa que los cónyuges suelen ser genéticamente similares. Más allá de estas bases genéticas, los investigadores buscaron explorar los factores ambientales con mayor detalle.

Mucho más que hábitos de vida compartidos

Al realizar el seguimiento de las parejas de ambos países, los científicos descubrieron que los cónyuges compartían hábitos de vida y rasgos físicos, como la costumbre de fumar, el consumo de ciertas bebidas, el peso, la circunferencia abdominal y hasta el índice de masa corporal. Todos estos aspectos parecían «mimetizarse», mostrando valores similares en ambos integrantes de la pareja.

Pero los científicos descubrieron que también ciertas enfermedades parecían ser «compartidas» por la pareja: además de los casos de hipertensión ya mencionados, hallaron que la diabetes y el síndrome metabólico, un conjunto de trastornos que aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, también mostraban una incidencia similar entre los integrantes de las parejas, sin importar la edad de sus componentes.

En función de lo indicado en el estudio, los investigadores constataron que los cónyuges muestran similitudes en varios factores de riesgo cardíaco y metabólico, por lo menos entre las poblaciones holandesa y japonesa. Sin embargo, destacaron que existen influencias regionales y culturales sobre las similitudes conyugales.

Tema relacionado: Buscamos abrumadoramente parejas y amigos similares.

Factores ambientales

En el mismo sentido, descubrieron que un porcentaje importante de las correlaciones en los parámetros de salud se dieron entre parejas con baja similitud genética y alta compatibilidad en el estilo de vida. Esto quiere decir que aunque los aspectos genéticos parecen influir con más fuerza al momento de la elección de una pareja, el «mimetismo» que se establece posteriormente se encuentra más influenciado por los factores ambientales.

Debido a esto, los científicos creen que las estrategias de prevención y los tratamientos orientados a distintas enfermedades tendrían que enfocarse hacia las parejas y no hacia cada integrante por separado: esta visión ofrecería mejores resultados a largo plazo, debido a la tendencia de las parejas a compartir sus hábitos, tanto aquellos que resultan saludables como los que pueden ser nocivos para la salud.

Referencia

Spousal similarities in cardiometabolic risk factors: A cross-sectional comparison between Dutch and Japanese data from two large biobank studies. Naoki Nakaya, Tian Xie, Bart Scheerder, Naho Tsuchiya, Akira Narita, Tomohiro Nakamura, Hirohito Metoki, Taku Obara, Mami Ishikuro, Atsushi Hozawa, Harold Snieder and Shinichi Kuriyama. Atherosclerosis (2021).DOI:https://doi.org/10.1016/j.atherosclerosis.2021.08.037

Foto: Shingi Rice en Unsplash.

Escuchá Fm Salto Encantado

Artículo anteriorDetuvieron a la mujer que estafó con una falsa ayuda solidaria y su pareja..
Artículo siguienteLa OMS admite que parte de su personal cometió abusos en el Congo: prometían falsos trabajos a cambio de relaciones sexuales