De asesorar a García Márquez a exigir una mirada latinoamericana: qué pensaba Alcira Argumedo, la teórica que despiden las redes

Precursora de la sociología en el país, investigadora, política y docente universitaria argentina, Alcira Argumedo deja también un puñado de libros de referencia en el ámbito universitario, entre los que se incluye Los silencios y las voces en América Latina (1993), acaso el más conocido.
Su mayor aporte teórico parte de una certeza que modifica la perspectiva desde la que se piensa la realidad del continente: las matrices teóricas que sirvieron a la comprensión de nuestras sociedades fueron concebidas desde posiciones muy lejanas a la de los latinoamericanos. Por eso, el planteo que expone en ese libro, aporta una nueva categoría, que ella elabora, para oponer a las distintas matrices del “mundo central” , entre las que incluye al liberalismo económico y político y a la versión del marxismo que juzga «eurocéntrica». Una “matriz latinoamericana”. Así, proponía que nos pensemos a nosotros mismos pero desde un lugar diferente.
Lamento profundamente el fallecimiento de Alcira Argumedo, su intelecto, brillantez y compromiso por una patria justa han dejado un inmenso legado.Se fue una enorme mujer que guardaremos por siempre en la memoria. Acompaño a sus seres queridos en este momento. pic.twitter.com/e5j4UKVsdR— Alberto Fernández (@alferdez) May 3, 2021

La muerte de Argumedo, que se produjo este domingo a causa de un cáncer de pulmón, fue informada por su familia por las redes sociales y desencadenó una ola de expresiones de tristeza y de reconocimiento. Esos mensajes recuerdan que Argumedo es considerada por intelectuales y seguidores que la despiden como “una de las pensadoras más lúcidas del campo popular».Monopolios y Tercer Mundo, El Tercer Mundo: historias, problemas y perspectivas, Los laberintos de la crisis, Un horizonte sin certezas: América Latina ante la revolución científico-técnica, además del antes mencionado, son otros de sus libros de la autora, nacida en Rosario en 1940.
Compartí con Alcira Argumedo muchos años de trabajo en Diputados. Fue un lujo para el Congreso. Inteligente, lúcida, noble. Siempre del lado del pueblo. Actualmente integraba el Consejo Nacional de Asuntos Relativos a Malvinas. La vamos a extrañar. Un abrazo a sus afectos. pic.twitter.com/RfZZFQAPRC— Felipe Solá (@felipe_sola) May 2, 2021

En paralelo a su carrera académica, Argumedo desplegó una activa militancia política desde su juventud; labor que la llevaría a desempeñar el cargo de diputada nacional en 2009 por Proyecto Sur, el espacio de Fernando «Pino» Solanas, para ser reelecta en 2013.La pensadora y ex legisladora, que había nacido en el seno de una familia de clase media acomodada que residía en el tradicional barrio de Fisherton, en las afueras de Rosario, practicó natación hasta su juventud y llegó a competir con récords provinciales en los estilos crawl y pecho, pero su vida dio un vuelco en 1959, al inscribirse en la Universidad de Buenos Aires.Cursó Sociología, carrera que el pionero Gino Germani había fundado apenas dos años antes, y en 1965 se convirtió en la graduada número 28. También por aquellos años -en simultáneo con la Revolución Cubana-, tomó contacto con la resistencia peronista y definió su vocación intelectual y militante.
Lamentamos el fallecimiento de Alcira Argumedo, Socióloga, docente y Diputada Nacional (2009-2017) con quién compartimos la lista de UNEN.Acompañamos a sus familiares, compañeros y amigos en este difícil momento.— Martín Lousteau (@GugaLusto) May 3, 2021

Tras obtener la licenciatura, se incorporó como ayudante de la materia Sociología Sistemática, a cargo de Miguel Murmis y Eliseo Verón, y donde también aportaban Silvia Sigal, Liliana de Riz y Juan Carlos Portantiero.Poco después, a partir de 1968, junto al sociólogo Roberto Carri -secuestrado y desaparecido durante la dictadura cívico militar-, Gunnar Olsson -quien se convirtió en su marido y padre de sus hijos-, y otros intelectuales, como Horacio González, integró las Cátedras Nacionales en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, entre 1968 y 1974: un proyecto de renovación curricular y académica que profundizó el estudio de la cuestión nacional.
Tristeza enorme. Falleció Alcira Argumedo 😔— Diana Maffía (@dianamaffia) May 2, 2021

Fue también secretaria de Cultura de la Provincia de Buenos Aires entre 1973 y 1974.Mientras que, entre 1973 y 1976, ejerció a su vez como directora del Instituto del Tercer Mundo «Manuel Ugarte», dependiente del rectorado de la UBA, e ingresó como investigadora al Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), de donde fue despedida tras el golpe de Estado.Ni menemista ni kirchneristaPoco después, partiría a exiliarse en México, donde trabajó en el Instituto Latinoamericano de Estudios Trasnacionales (ILET) y fue asesora de Gabriel García Márquez y Juan Somavía, representantes latinoamericanos en el debate de UNESCO sobre el Nuevo Orden Mundial de la Información y las Comunicaciones (NOMIC).Con Solanas, a quien había conocido en la época de La hora de los hornos y con quien compartió muchas experiencias a lo largo de su vida, se mantuvo firme a lo largo de los años, pese a que tuvieron divergencias.En 1993, participó junto a él de la conformación del Frente Grande, un partido con orientación progresista formado por los miembros del Partido Justicialista que se oponían al gobierno de Carlos Menem.
“Ella supo alimentar los cruces entre la teoría sociológica, política, histórica, con lo que se llamaba él pensamiento nacional“.

Pablo Alabarces
Ensayista y docente

​ Mientras que en 2007, participó en la creación de Proyecto Sur, movimiento con el cual obtuvo su banca en la Cámara de Diputados en las elecciones de 2009.En sus dos mandatos como diputada, Argumedo impulsó, entre otras iniciativas, los proyectos de ley de propiedad comunitaria indígena, de reparación para las víctimas de la tragedia de Cromañón y de gestión social del reciclado.“La mayoría sabe quién fue, por su participación política, tan consecuentemente inscripta en la izquierda peronista que la llevó a romper primero con el menemismo y años después incluso con el kirchnerismo; o porque fue bibliografía obligatoria para cualquiera que estudiara Comunicación», dice el ensayista Pablo Alabarces.
Alcira Pensadora. Gran intelectual, que no dudó en meterse en el barro de la política. El último tiempo compartimos un ámbito Francisquista. Hasta siempre compañera @AlciraArgumedo. Gracias por tu tarea incansable a favor de nuestro pueblo pic.twitter.com/Ac7U27Jg3V— Eduardo Valdés (@eduardofvaldes) May 2, 2021

Alabarces destaca «su inolvidable Los laberintos de la crisis (América Latina: poder transnacional y comunicaciones), escrito en su exilio mexicano, posiblemente, la primera gran intervención sobre economía política de la comunicación en el continente.América latina​Y dice que ella supo alimentar los cruces entre la teoría sociológica, política, histórica, con lo que se llamaba ‘pensamiento nacional´”.Su mirada, dice, hacia pie en una marcada pertenencia latinoamericana, “y esa perspectiva, en ese momento, mediados de los años 80 y luego, en los 90, era muy original. Alcira fue una de las primeras autoras mujeres de América latina que escribió sobre Economía Política, y eso tuvo que ver con una reinvención que hizo de sí misma en el exilio mexicano, en el que se vinculó otros intelectuales, entre ellos Héctor Schmucler.Argumedo fue en su momento muy leída y sus libros traían conceptos novedosos para la época: “Fue una gran formadora y teórica, así como una política que se iría del peronismo, en la etapa del menemismo, al que denunció, así como como del kirchnerismo, con el que tuvo una primera etapa de simpatía pero después se distancia -concluye Alabarces-. Rescato sobre todo su lucidez y su calidez, defensora orgánica de sus espacios y su gente también”, rememora.  En sus últimos años, Argumedo se destacó a partir de su presencia en los medios y redes sociales como opositora de diversas medidas del gobierno de Mauricio Macri, por lo que también concluyó que era necesario conformar un frente opositor. PK

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Escuchá Fm Salto Encantado

Artículo anteriorLa OMS declara el fin del último brote de ébola en la República Democrática del Congo
Artículo siguienteMiles de personas vacunadas asisten al primer gran concierto en EE UU desde el inicio de la pandemia