Los dibujos de Goya que “capturaron el delirio colectivo” y anticiparon a los fanáticos de Donald Trump

Goya lo intuyó muchos antes de que sucediera. Ya lo dibujó.
Corría el 2014 cuando el Museum of Fine Arts de Boston dedicó una gran exposición al genial aragonés. Aunque su existencia y su arte se desarrollaron en esa tierra de nadie entre los siglos XVIII y XIX, la muestra bostoniana tenía una tesis clara: Goya, ícono pop, en alusión a su influencia en el presente y la proyección de su obra a las dos centurias de su desaparición. “Goya está en nuestras mentes”, subrayó entonces Frederick Ilchmana, uno de los curadores. “Anticipó cosas, como la violencia en las películas de Steve McQueen, Quentin Tarantino. Pero también está en numerosos sitios de nuestra vida, en Internet, en libros, en publicidad, porque se movió en una superposición de conexiones que tenemos en la actualidad”, dijo.

Francisco de Goya.

El sueño de la razón produce monstruos, sostuvo el de Fuendetodos. Ese mundo macabro, del que muchos consideran el primer pintor moderno, regresará al primer plano el próximo 12 de febrero al Metropolitan Museum (Met) de Nueva York, en un momento en que sus imágenes emergen como una visión obligatoria por ser una anticipación del asalto del Capitolio de Washington el 6 de enero.“Por más de 200 años, este artista español capturó perfectamente el tipo de delirio colectivo y fanatismo de masas que pululaban en el Capitolio la semana pasada”, señaló el crítico de arte Jonathan Jones en The Guardian.“La horda de fanáticos de Trump que asaltó la casa de la democracia estadounidense estaban tan alineados como la multitud que marcha con ojos enloquecidos detrás de un músico maníaco en La romería de San Isidro”, subrayó Jones.

Detalle de «La romería de San Isidro», de Francisco de Goya.

Que mejor ejemplo de esa masificación, frente a las llamadas a la insurrección del presidente Trump y sus acólitos, que los espectadores amontonados en su obra Los toros de Burdeos . Como ocurre en tantas ocasiones, esto no se trata de un paralelismo buscado. El Met hacía tiempo que tenía programada esta exposición titulada Goya’s Graphic Imagination que reúne un centenar de dibujos y grabados. “A través de estos trabajos expresó su liberalismo político, el rechazo de las supersticiones y su disgusto por la opresión intelectual en formas únicas y convincentes”. El párrafo, extraído del resumen de prensa, define a cualquiera de los historiadores o sociólogos sobre el caos de violencia que se concentró en la ciudadela legislativa de la capital estadounidense.

Seguidores de Donald Trump ingresaron a la fuerza en el Capitolio, en Washington. Fot AP Photo/Manuel Balce Ceneta

A Francisco de Goya le parecería muy conocido toda esa tragedia con aire trumpista. En sus dibujos y gravados se plasma ese sinsentido y la desorientación que se expresó en el santuario democrático del país abanderado de la libertad. “La muestra explora cómo el artista comunicó sus complejas ideas y respondió a los turbulentos cambios sociales y políticos que ocurrieron en el mundo alrededor de él”, remarca el Met en su comunicado. Goya se anticipó y Trump mira al pasado: sus hordas visten pieles y denominan cavernícolas.La VanguardiaPC​

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Escuchá Fm Salto Encantado