Arroyo y el FMI: «No hay lugar para un ajuste en la Argentina»

Mientras los enviados del Fondo Monetario Internacional (FMI) preparan el informe que presentarán al directorio del organismo sobre la situación económica y social de la Argentina, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, reveló algunos de los detalles de su reunión con la delegación, y destacó que «no hay lugar para un ajuste» en el marco de la crisis que agobia al país.

Claramente no hay espacio para un ajuste en la Argentina”, sostuvo Arroyo sobre el encuentro con la comitiva del Fondo integrada por Julie Kozack –subdirectora del Hemisferio Occidental– y Luis Cubeddu –jefe del staff Argentina–, que tuvo lugar el pasado jueves 8 de octubre. “La reunión fue técnica dónde se planteó las políticas post pandemia del Ministerio [de Desarrollo Social] que tienen que ver con lo expansivo, que tienen que con pasar de la asistencia alimentaria que estuvo muy marcada este año en la política social al eje puesto en el trabajo y, de hecho, el presupuesto del año que viene es 50-50″, amplió.

Arroyo habló este sábado con el los periodistas del programa Toma y Daca que se emite por AM 750, y esa entrevista el titular de la cartera de Desarrollo Social enfatizó además que “tampoco hay espacio para una devaluación en Argentina porque, además, está claro que la inflación aumenta la pobreza”. 

La reunión fue técnica dónde se planteó las políticas post pandemia del Ministerio, dijo Arroyo de su encuentro con los representantes del Fondo.

Arroyo admitió que debido a la pandemia de coronavirus aumentó la gente que requiere de la ayuda estatal pero descartó que exista riesgo a un estallido social. “El presupuesto del Ministerio se amplió de 84 a 230 mil millones de pesos con un énfasis muy fuerte en la asistencia alimentaria”, consignó el funcionario.

Asimismo, el ministro consideró que la solución a esta cuestión es compleja: “Esto no se resuelve con un programita. Hay que hacer cambios estructurales. Nosotros apuntamos a generar 300 mil puestos de trabajo. La reconstrucción es por el lado del trabajo”.

Por otro lado, Arroyo apuntó contra la marcha convocada por la oposición para el próximo lunes 12 de octubre: “En los barrios no hay grieta. Todos están viendo cómo le ponen el cuerpo a esto, a la falta de alimentos. Sí creo que es un peligro llamar a movilizaciones permanentemente en un contexto en el que hay circulación comunitaria evidente”.

B.D.N.

Escuchá Fm Salto Encantado