Tras la emisión récord, la inflación está atada a la suerte de la negociación de la deuda

En un escenario de parálisis económica, desplome de la recaudación, y sin acceso al mercado de financiamiento, el Gobierno le dio a la maquinita de dinero para asistir al Tesoro y solventar las medidas de ayuda a familias y empresas para mitigar el impacto económico a raíz del aislamiento obligatorio por la pandemia de coronavirus.

La emisión monetaria del Banco Central “en lo que va de este año ya superó $ 1,1 billones, lo que equivale a casi 3,6% del PBI”, indicó el economista Fernando Marull.

Los analistas consultados por PERFIL plantearon que el traslado a precios de semejante bola de pesos “fue moderado” estos meses debido a la recesión y la caída del consumo por el confinamiento, pero advirtieron que en el segundo semestre existe más riesgo de que esa inyección monetaria impacte “en la inflación o en la brecha cambiaria” a medida que se vaya levantando la cuarentena. Y afirman que el resultado de la negociación de la deuda será un factor clave.

“La recesión por la cuarentena no generó tanto exceso de pesos porque la demanda lo convalidó, pero hacia adelante, hay un límite. El Banco Central va a seguir emitiendo en el segundo semestre (para financiar el déficit), más o menos va a terminar emitiendo este año 6 puntos del PBI, la demanda de dinero no va a poder absorberlos”, explicó Marull

El economista ilustró: “La oferta de dinero es como una canilla que está tirando agua en una bañera, y la bañera es la demanda de dinero, ahora está al borde de la bañera, y si no apaga la canilla, eso se rebalsa, y se va a precios, eso significa que los pesos me los quiero sacar de encima y compro cosas, o va a brecha cambiaria porque compro dólares”.

Para Leonardo Chialva, de Delphos Investment, “cuando Argentina salga de la coronacrisis y empiece a mejorar, las presiones inflacionarias volverán, y ahí lo que el BCRA tendrá que evitar es que se vaya a precios en un solo mes o trimestre, será exitoso si lograr que se difiera en seis trimestres”.

Por su parte, Matías Rajnerman, de Ecolatina, sostuvo que “el exceso de liquidez tiene un impacto en el dólar, y a partir de ahí se traslada a precios”, y acotó que “las medidas recientes de mandar a algunos importadores al Contado Con Liquidación (CCL) van a tener un impacto en los precios”. Juan Pablo Di Iorio, de ACM, coincidió con el diagnóstico de sus colegas, y sumó otro factor: “El atraso en el tipo de cambio real que se está observando, lo cual podría presionar a una devaluación”.

Herramientas. Los expertos explicaron que el BCRA cuenta con instrumentos para aspirar esos pesos, vía pases y  Leliqs como lo viene ya haciendo, suba de encajes, pero creen que la herramienta más efectiva sería un alza de la tasa de interés, que hoy para los plazos fijos se ubica en 30%, que quedará “corta” ante una aceleración inflacionaria en los próximos meses. Chialva aseguró que “la historia muestra que hay  una sola herramienta, cuando el BCRA pone una tasa real positiva, demuestra que tiene capacidad de absorción”.

Rajnerman destacó que “ahí el tema es a qué tasa tendrá que esterilizar, creo debe ser muy alta porque tiene que estar bastante por arriba de la inflación esperada, sobre todo en el corto plazo, y eso le daría un golpe a la actividad justo cuando empiece a recuperarse post pandemia”. El economista dijo que otra vía efectiva de esterilización es “la venta de reservas”, aunque “no es una buena medida, sería peor el remedio que la enfermedad”.

Deuda. Los economistas consensuaron que el desenlace de la reestructuración de la deuda jugará un rol clave en la emisión y estrategia a seguir en el segundo semestre. Martín Vauthier evaluó que “con una renegociación exitosa, la demanda de dinero tiene mayor margen para absorber una parte de la emisión sin que se termine trasladando a precios o al dólar”.

En sintonia, Rajnerman prevé que “si se arregla la deuda y se empieza a generar confianza, quizás la inflación se acelere pero no se desmadre; si no se soluciona deuda, habrá más presiones cambiarias”. En igual línea, Fernando Baer, de Quantum Finanzas, dijo que “la emisión del segundo semestre dependerá de como siga la cuarentena, y  si se resuelve la deuda, porque ahi descomprimís presiones cambiarias y mejorarían expectativas”.

Di Iorio precisó que en ACM tienen un escenario base “donde si se logra reestructurar deuda y así continuar refinanciando vencimientos en pesos, y cierto acceso al mercado de deuda para cubrir una parte del déficit, la emisión para financiar al fisco sería de aproximadamente $ 450 mil millones”.

Escuchá Fm Salto Encantado