Procesaron a Policía acusado de robar marihuana de una comisaría

Carlos Cardozo

Por Carlos Manuel Cardozo fojacero@elterritorio.com.ar

Cuando los efectivos de Gendarmería Nacional llegaron a su casa en Eldorado a detenerlo, el policía Fernando Andrés Mosqueda (30) ya no estaba. En Colonia Delicia, donde tenía domicilio, tampoco se encontraba. En esa semana de marzo no lo hallaron en ningún lado.

La investigación arrojó que había abandonado la provincia, ya que su vehículo y su rostro quedaron registrados en peajes de su camino de huida. Su novia renunció de un día para otro en su trabajo y se fue con él. Estuvieron cerca de atraparlo en la casa de familiares de ella, pero logró escapar y recién cayó cuatro meses después, en Jujuy. 

Los procedimientos se hicieron el año pasado, luego de que se detectara el faltante de más de 20 kilogramos de marihuana incautada guardados en la Comisaría Primera de la Capital del Trabajo. La irregularidad se descubrió después de su guardia, pero  fueron dos los colegas quienes quedaron pegados y pagaron con la cárcel todo el tiempo que se mantuvo prófugo.  

Sin embargo, la investigación del Juzgado Federal a cargo del juez Miguel Ángel Guerrero lo señaló como el único responsable del robo. Según pudo saber El Territorio en base a fuentes ligadas al proceso, en los últimos días se dictó el procesamiento con prisión preventiva por los delitos transporte agravado de estupefacientes por su condición de policía, robo agravado de la droga y violación de sellos e incumplimiento de funcionario público. 

La decisión judicial y su notificación se ajustaron a los tiempos de cuarentena y confinamiento. En su lugar de reclusión Mosquera recibió el documento online, se imprimió, lo firmó, lo escanearon y lo volvieron a enviar. En tanto, se aclaró que su procesamiento no está firme, debido a que fue apelado por su defensa. 

Fajas rotas y candado nuevo 

Como detalló en su momento El Territorio, el faltante de droga se detectó el domingo 10 de marzo en horas de la mañana y a última hora de ese día la fuerza comunicó que a los implicados se les había abierto un sumario interno para deslindar responsabilidades. Un efectivo que llegó a la dependencia notó que había fajas violentadas y consultó a su colega, quien dijo que lo había notado pero que no se le ocurrió informar a los superiores. Rápidamente se dio parte.

Efectivamente había irregularidades. Quien supuestamente no dio aviso y el encargado de la guardia anterior, al parecer de la noche del sábado y madrugada del domingo, quedaron en la mira al igual que Mosqueda, a quien ese día le habían asignado tareas de limpieza. 

Los celulares de los dos implicados fueron secuestrados y el juez Miguel Ángel Guerrero, titular del Juzgado Federal local, ordenó que Gendarmería intervenga y establezca el faltante de la droga. Allí apareció el primer inconveniente: el candado no podría ser abierto con la llave del lugar, por lo que tuvieron que romperlo.

Después se determinó que quien robó la marihuana habría roto el cerrojo, pero se tomó el trabajo de colocar luego uno idéntico para no despertar sospechas. Eso se comprobó porque las herramientas utilizadas en la maniobra ilícita estaban dentro del depósito.

Ya con la confirmación de que parte del cargamento no estaba, la Justicia ordenó al día siguiente allanamientos en las casas de los funcionarios, con sus consecuentes detenciones. Es allí cuando notaron que Mosqueda ya no estaba. 

Sus colegas, identificados como Nicolás Q. (28), oriundo de la localidad de 9 de Julio, y Fernando Andrés M. (31), con domicilio aparente en Garuhapé, fueron detenidos y alojados cuatro meses en una celda de Prefectura Naval Argentina. Insistieron con su inocencia y pidieron su liberación, pero recién salieron de la celda cuando su colega cayó a manos de GNA en una localidad cercana a San Salvador de Jujuy. 

Los resultados de las pericias telefónicas también los desligaron del caso, pero de todas formas enfrentan una acusación por negligencia, puesto que no cumplieron con su labor de cuidar la dependencia. 

Mosqueda fue trasladado a la provincia y la audiencia decidió abstenerse de declarar. Hasta ahora no lo hizo y su silencio llama mucho la atención: los investigadores creen que no pudo actuar solo y que podría estar protegiendo a alguien más. 

Escuchá Fm Salto Encantado

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí